Buenos días a tod@s!

Hoy os queremos contar un “caso práctico” típico de una productora audiovisual. Tenemos la grabación de un evento de 3 horas  y el cliente nos solicita la entrega del material al terminar la acción.

Lo primero que tenemos que hacer es preguntar en qué sistema operativo se va a editar el material (Windows, Mac). Con esta información pediremos al cliente que traiga a ser posible un disco duro externo formateado en NTFS  “compatible con Windows” o Mac Os + ” para Mac”.

Cuando grabas material HD de más de 15 minutos puedes llegar al límite de 4Gb por archivo, por lo que el formato FAT 32 no sirve ya que está limitado hasta 4Gb. La razón por la cual decidimos el formato NTFS  es porque acepta particiones y archivos de hasta 2Tb.

Para tener una garantía a la hora de volcar las imágenes, siempre es conveniente llevar  el ordenador de trabajo de la productora, en nuestro caso un portátil Macbook Pro.  

Para evitar sorpresas con el disco duro externo que nos facilite el cliente, nos instalaremos en nuestro portátil el programa Paragon NTFS  que nos deja formatear  cualquier disco externo  sin importar el sistema de archivo que traiga. El precio de esta aplicación es de unos 20 euros.

 

Menú